Preguntas Frecuentes

¿A quien va dirigido el método Pilates?

En origen difundido y practicado por deportistas de elite y bailarines, actualmente despierta el interés de un amplio circulo de gente. Va dirigido a todo el mundo independientemente de la edad, sexo o condicion fisica. La práctica es accesible a todo el mundo puesto que se divide en diversos niveles. Por lo tanto la pueden practicar desde personas con problemas físicos, hasta deportistas de elite. Siendo igual de efectivo para ambos. Personas que han padecido o padecen algún tipo de lesión o dolencia y necesitan rehabilitación. Personas que sufren de tensión muscular crónica y estrés .Personas con dolores provocados por malas posturas. Deportistas que quieran mejorar la práctica de su deporte. Bailarines. Ancianos. Adolescentes. Niños. Mujeres embarazadas y despuésioso. Tu figura estará más esbelta y estilizada y tendrás una mayor sensación de vitalidad que te permitirá enfrentarse a la actividad diaria de mejor humor. Además, la práctica regular del Método permite conseguir una notable tonificación muscular, mejorar el sistema sanguíneo y el linfático, corregir la postura corporal y estiliza la figura. El Método Pilates también desarrolla aptitudes como la atención y la disciplina en quienes lo practican. Además, se logra un dominio total de la motricidad y un mayor conocimiento del propio cuerpo, lo que aumenta la autoestima y refuerza nuestra capacidad de concentración y control.Es un ejercicio excelente para mantener la columna vertebral sana y flexible .Se trabaja la musculatura abdominal, los glúteos y los músculos de la espalda, ya que esta musculatura es la que nos proporciona el soporte desde donde trabajar adecuadamente el resto del cuerpo sin tensión para las articulaciones. En definitiva, con Pilates conseguimos hacernos más fuertes de cuerpo y de mente.

¿Ayuda a combatir el estrés y la fatiga?

Como hemos visto anteriormente, el Método Pilates se basa en movimientos correctos, precisos y eficaces y exige, por tanto, máxima concentración. Todos los ejercicios deben realizarse bajo el estricto control del sistema cerebral. Esto permite literalmente el esculpimiento del cuerpo, trabajando simultáneamente físico,mente y espíritu. A la hora de practicarlo la mente debe estar despejada y pendiente de lo que se hace. Para ello, es necesario comenzar las sesiones concentrándose en la respiración y en los movimientos controlados. De este modo se logra eliminar no sólo el estrés del cuerpo, sino también el de la mente.

¿Con qué frecuencia debo practicar el método?

Para una eficacia óptima, se recomiendan de 2 a 3 sesiones por semana, variando en función de la disponibilidad, objetivos y estado de salud de cada persona.

¿Puedo perder peso realizando el Método Pilates? La práctica del Método Pilates resulta eficaz a la hora de adelgazar, ya que fortalece la musculatura alargándola. Practicando estos ejercicios se afina la cintura, se alargan las piernas y se moldean los glúteos. Una vez que eres experto en la realización de los ejercicios, se realizan a un ritmo más rápido, con lo que el Método Pilates proporciona un entrenamiento aeróbico y cardiovascular que ayuda a perder peso. Quienes lo practican conservan su peso optimo de manera natural. Tengo una hernia discal y sufro de constantes dolores de espalda. ¿Puede practicar el Método Pilates ? Por supuesto. Su práctica disminuye la presión sobre los discos intervertebrales y esto reduce la compresión nerviosa y con ello el dolor. Pilates como salud y rehabilitación. Muchas personas practican el metodo Pilates como una forma natural de rehabilitación, los ejercicios son fantasticos para contribuir a la recuperacion y a la prevencion de lesiones. Cada vez lo recomiendan mayor numero de medicos fisioterapeutas por sus excelentes beneficios para tu salud: Al practicar Pilates fortaleces los grupos musculares debilitados. Desarrollas los musculos pequeños que sirven de apoyo a los mas grandes. Aumentas la flexibilidad y la fuerza muscular. El estiramiento de los musculos disminuye notablemente los dolores provocados por la tension. Y lo mas importante este metodo esta diseñado para disminuir el riesgo de lesiones. ¿Pueden las embarazadas realizar el método Pilates? El Método Pilates es un excelente ejercicio pre-parto y post-parto. Prepara el cuerpo para los cambios que se producen durante los nueve meses de embarazo y lo conserva flexible y fuerte durante el mismo. Previene y mejora las molestias que acompañan al proceso, como el dolor de espalda o la ciática, mejora la circulación y te ayuda a prepararte para el parto y la lactancia, favovorece una más rápida recuperación. Si ya has practicado el método con anterioridad o lo estas practicando en el momento de quedarte embarazada, estaría indicado seguir con el entrenamiento habitual, siempre y cuando tu médico no lo desaconseje. En el caso de que nunca hayas practicado Pilates es recomendable que esperes al tercer mes de embarazo y práctiques en un grupo especial de embarazo, una opción muy recomendable es tomar clases individuales. Después de dar a luz es un momento ideal para comenzar a entrenar, te ayudará a recuperar la forma física y reestablecer toda la musculatura abdominal y del suelo pélvico. ¿Por qué es aconsejable practicarlo en grupos reducidos o clases individuales? En Pilates es muy importante la corrección postural,  las clases colectivas que imparten algunos gimnasios, están tan masificadas que es imposible que el instructor este pendiente de que cada alumno ejecute correctamente los ejercicios. Las clases personales se ajustan a las necesidades de cada persona teniendo en cuenta los problemas fisiologicos con los que podamos encontrarnos en cada cliente adaptando los ejercicios para asegurarnos de una correcta ejecucion de los mismos, cuidando tu salud y bienestar.
¿Es imprescidible ser fisioterapeuta para impartir clases de Pilates?

NO es imprescindible.

Lo que debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestro centro  de Pilates, es que los monitores esten debidamente formados y que se trabaje de forma individualizada o en grupos reducidos.

Para obtener el diploma o la certificación de Instructor de Pilates se requiere de esfuerzos que, con el paso del tiempo, tus alumnos te lo agradecen de corazón. Las buenas escuelas, que forman instructores de Pilates, cuentan con un programa de buenos contenidos, claros, eficientes y una rigurosa evaluación final, todo esto en un marco de profesores que tengan una buena metodología para enseñar. Siempre dirigidos a profesionales que ya tengan estudios relacionados con el movimiento, la salud, la rehabilitación, la fisioterapia  entre otras, debiendo contar con previos conocimientos de biomecánica.
 
Un buen instructor debiera tener la habilidad de reconocer un ejercicio mal ejecutado de uno bueno, como corregir adecuadamente, como explicar verbalmente y en forma clara los ejercicios, como identificar los músculos que quiere desarrollar, cuales son los objetivos a conseguirto todo esto para lograr un resultado seguro y eficiente. La práctica llega a ser muy beneficiosa, siempre que sea  supervisada por instructores del método Pilates debidamente certificado